EL Observador

11:26 hrs. Miércoles 13 de febrero de 2013 Herman Arellano Villarroel

Una mirada al oeste de La Cruz

Herman Arellano Villarroel / Profesor y Director del Museo Histórico de La Cruz, Presidente Corporación Valle de Chile

Luego de una de una extensa, fructífera y alegre caminata por el distrito de Lo Rojas, al oeste de la comuna de La Cruz pude llegar a varias conclusiones. Se ha hecho un recorrido con un grupo de crucinos, por esos hermosos y patrimoniales parajes, de antigua data, al poniente de nuestra comuna.

Quienes hemos nacido y hecho nuestra vida al cobijo del valle del curso medio del río Aconcagua, sabemos de la existencia de lugares de significativo valor patrimonial, tanto en la dimensión natural como cultural. Entre estos escenarios habitados desde tiempos prehispánicos por familias que cultivaron sus suelos y extrajeron sus minerales, al amparo de la bendición hídrica del Río Aconcagua, se destaca con identidad y dinámica propias, Lo Rojas; localidad a la que se accede, ya sea cruzando el puente peatonal, que permite una atractiva vista de la cuenca del Aconcagua, o haciendo el largo recorrido por el serpenteante camino que desde Boco, conduce hasta el fértil valle "rojino".

Mirar hacia la comuna de La Cruz, desde el otro lado del río, es también dimensionar la maravilla agrícola de la comuna, junto a la belleza escénica natural, que prodiga el valle en general.
Visto desde otra perspectiva, la apacible vida urbana, en la que se desarrolla la dinámica de toda comuna, y en particular La Cruz, hace que fijemos poco nuestra atención en las bellezas naturales que nos circundan. Nos hace falta mirar las "paredes" del valle, y levantar la mirada hacia las cumbres que nos rodean. Esta caminata hacia Lo Rojas nos ha dejado el rico sabor y goce de contemplar las especies nativas, que aunque escasas en número, aun quedan en los cerros del lugar; tales como Astromelias y Belloto del Norte, cuyo cuidado es urgente y necesario, peumos, boldos, maitenes, espinos, chaguales, cactus y otras especies que asilvestradas dan especial valor al lugar.

Geográficamente es Lo Rojas un valle posicionado de manera perpendicular a la cuenca del Río, en dirección este-oeste, transformándose en el pasillo natural por el que ingresan al valle de La Cruz los frentes húmedos que permiten la existencia del lluvias regulares y neblinas permanentes en esta ; situación que hace de La Cruz, un lugar con un microclima o clima local, que transforman el valle en un espacio de riqueza en suelos de diversas aptitudes, aunque ha sido preponderante siempre la agricultura y el cultivo de frutales.

Dicho de otra manera, el valle de Lo Rojas de antigua tradición agrícola, ganadera y lechera, es el camino que da identidad climática a La Cruz, en tanto comuna de flores y frutas, tales como, Chirimoyas, Lúcumas y Paltas, e incluso Plátanos; a través de él se prodiga desde el mar la riqueza pluvial, con que se nutren los suelos crucinos. Sumados a estas características naturales, se encuentran los atractivos culturales, por ser el valle en cuestión, un poblado con dinámica e identidad propias, no aún condicionados por el desarrollo inmobiliario de La Cruz. Le animamos a que cruzando el lúdico y funcional puente colgante del lugar, desde la calle Chorrillos acceda a un paraje singular de enriquecedora tranquilidad.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.