EL Observador

12:06 hrs. Martes 24 de julio de 2012 Ximena Concha Bañados

Reconociendo el "saber hacer" en la Quinta Región

Ximena Concha Bañados / Secretaria Ejecutiva de ChileValora

Recientemente se publicó en el Diario Oficial el Reglamento que regula la Acreditación de Centros de Evaluación y Certificación de Competencias Laborales. Con este hito se completa la arquitectura de ChileValora y el asentamiento de sus bases jurídicas, técnicas y operativas. Como resultado, el organismo tripartito acaba de lanzar la primera convocatoria, en la Región de Valparaíso, para que diferentes entidades puedan postular a ser centros y así trabajar en el proceso de legitimación de los conocimientos y capacidades de los trabajadores que lo soliciten.

Para el sistema es clave trabajar con los mejores centros, pues estos deben entregar los más altos estándares de evaluación y certificación, así como implementar un plan que asegure la calidad, transparencia, orientación y supervisión de la gestión de estas entidades.

A su vez, estas nuevas instituciones deberán tener personal calificado, llamados "evaluadores", quienes serán los responsables de llevar a cabo la evaluación y certificación de los trabajadores que soliciten ser parte de este proceso. Para ello, ChileValora está trabajando con la Universidad Técnica Federico Santa María en la formación de evaluadores de excelencia.
Actualmente, ChileValora cuenta con un catálogo de 470 perfiles ocupacionales para 34 sectores productivos. Gran parte de estas áreas tienen representatividad en la Región de Valparaíso, de ahí la importancia de tener instituciones que puedan evaluar y certificar a los trabajadores de las diferentes provincias, que no cuentan con un título académico, pero sí tienen varios años de experiencia en distintos rubros.

Regionalmente, el trabajo ha estado orientado a identificar los perfiles y necesidades de capital humano en las áreas de aduanas, panadería y pastelería, pesca artesanal, comercio exterior, servicios y turismo, entre otros. De ahí la importancia que en esta convocatoria existan interesados en crear centros que den cobertura a los sectores que actualmente abordan las competencias laborales en la región.

En esta nueva fase del sistema, resultará fundamental una adecuada articulación con el Sence, que hasta la fecha ha sido el gestor de la modalidad transitoria de certificación. En 2012, este organismo asignará 770 millones de pesos para financiar estos procesos, mientras que en el año 2013 se contempla la entrega de un bono o subsidio de certificación para apoyar a los trabajadores que quieran certificarse.

La puesta en marcha de este proceso pretende acreditar centros que cubran progresivamente la mayor cantidad de sectores productivos y perfiles ocupacionales, para que más personas puedan optar a mejores oportunidades laborales, aportando así a la productividad y competitividad de la región y del país.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.