EL Observador

13:09 hrs. Viernes 11 de mayo de 2012 Leonor Conejeros Solar

Talento académico: un desafío pendiente en el sistema escolar

Leonor Conejeros Solar / Psicóloga educacional - Directora Programa Beta PUCV

Apoyar el aprendizaje de los estudiantes y su desarrollo es la meta de cada establecimiento educacional. Cumplir con esta meta implica reconocer la diversidad que existe entre los estudiantes, que la mayoría de las veces pasa desapercibida en un currículum escolar homogéneo que busca que cada estudiante aprenda lo mismo y al mismo tiempo.

Un grupo de estudiantes que ha sido sistemáticamente dejado de lado y que no recibe una educación en equidad, son los que presentan talento académico, quienes se caracterizan por poseer un potencial individual de logros en una o más áreas del conocimiento, por sobre el promedio de sus pares. De esta manera, podemos encontrar alumnos con talentos específicos (por ejemplo, talento matemático), así como también multitalentosos. Estos estudiantes pueden lograr desempeños de excelencia bajo estímulos ambientales, motivacionales, afectivos, adecuados.

Algunas de las características que los distinguen son la velocidad de aprendizaje, precocidad en la adquisición de habilidades, curiosidad intelectual, preferencia por la complejidad y alta concentración en tareas de interés; así como también la alta sensibilidad emocional, autoexigencia, autocrítica y sentido valórico y de justicia.

Estos particulares rasgos exigen del sistema escolar una atención educativa acorde a sus necesidades, es decir, más desafiante, compleja, con mayores niveles de profundización en un clima pedagógico positivo y de confianza. Aspectos que además deben ser sistemáticos en el tiempo a fin de que el potencial individual se pueda expresar en plenitud y no se pierda por falta de oportunidades pues desperdiciarlo es un lujo que como país no podemos darnos, ya que al no atender adecuadamente a esta población estamos desaprovechando recurso humano valioso.

A nivel internacional en los últimos 50 años han surgido diversas modalidades de atención como la aceleración, que implica atender al estudiante de acuerdo a sus características y madurez intelectual y no a su edad cronológica, la compactación del currículum, es decir, revisión del contenido en menor tiempo, la tutoría que implica trabajar en proyectos bajo la guía de alguien experimentado, entre otras.

En la región contamos a nivel universitario con el Programa Educacional para Talentos Académicos, Beta, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, que atiende estudiantes de entre sexto básico y cuarto medio, de las comunas de Quillota y Quilpué, además de Viña del Mar, Valparaíso y Casablanca, a través de la modalidad de enriquecimiento extracurricular. En esta modalidad se trabajan contenidos complementarios, pero distintos a los trabajados en el establecimiento educacional regular. A nivel escolar no se brinda atención a este grupo, siendo una de las principales causas el desconocimiento de los docentes frente a esta realidad y la ausencia de esta temática en los planes de formación inicial de docentes.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.