EL Observador

14:26 hrs. Martes 27 de marzo de 2012 Javier Scavia Dal Pozzo

Exceso de feriados

Javier Scavia Dal Pozzo / Profesor del Departamento de Industrias, Universidad Santa María

Los 13 días festivos que caerán este año en días hábiles, dotando automáticamente a este 2012 de 7 fines de semana largos, tienen bastante intranquilo al sector económico. Y es que sin duda es una pérdida que una economía deje de producir, cuando potencialmente puede hacerlo, sin embargo, hay matices a la ortodoxia. Si bien es difícil cuantificar los reales efectos que puede tener en la economía local el elevado número de feriados, su impacto dependerá de cada sector; aunque estimaciones de la Cámara de Comercio de Santiago ya indican que las pérdidas rondarían en torno a USD $500 millones, es decir, entre 0.5 y un punto del PIB mensual proyectado por cada día de feriado.

Este impacto, claro, dependerá del sector. El comercio de comida y entretención pudiese verse positivamente afectado -si es que no hablamos de feriados irrenunciables-, mientras que lo contrario ocurrirá, por ejemplo, con ventas de materiales de construcción, ropa, sectores mineros, etc. Como el sector turismo y entretención, presente en comunas como Viña del Mar, Concón, Maitencillo, Zapallar, etc, es una pequeña parte del comercio total, asumo que el neto será negativo.

Si bien las medidas de productividad en Chile iban a la baja, y en los últimos años esa baja se detuvo, incluso experimentado una pequeña alza, para sólo efectos de mediciones de ranking la gran cantidad de feriados no va en la dirección correcta de apoyar una mejora de esta medida. Evidentemente la mayoría las personas en lo inmediato, no ven estas consecuencias, pero también es cierto que desde el punto de vista anímico se genera una ganancia en expectativas, cosa que no necesariamente es capturada por los costos en términos del PIB. Por lo demás, con nuestra muy mala distribución del ingreso, es claro que no es lo mismo celebrar un feriado adicional con ingresos altos que con bajos, o sea, no es lo mismo una expectativa de programar un viaje en un feriado largo, que pasarlo en casa para no tener que hacer gastos extras.

En lo que a estrategias se refiere, es difícil señalar algunas cuando los actores ya tienen internalizados los feriados, pero todas las medidas que tengan que ver con incremento de metas por los días no trabajados me parecen, además de incrementar el estrés del trabajador, en definitiva contraproducentes. Cuando se legislan los feriados es la autoridad la llamada a visualizar y promover este tipo de estrategias. Cuando se observan situaciones en que los vendedores ganan fundamentalmente por comisión, un cálculo interesante sería saber el costo en términos del sueldo menos de esta persona a fin de mes.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.