EL Observador

11:09 hrs. Martes 03 de enero de 2012 Doctor Carlos Silva Córdova

Tecnologías de la información en clases

Doctor Carlos Silva Córdova / Director Centro de Estudios de Enseñanza de las Ciencias UPLA

El 2011 fue complicado, particularmente en Educación. No olvidamos el paro-toma por meses. Ahora corresponde realizar las adecuaciones necesarias y pertinentes en todos los ámbitos, especialmente en el aula.

La estructura de la clase, permanece exactamente igual que antes de la entrada de la tecnología. No obstante ello, tras congresos nacionales e internacionales de investigación educativa, los académicos nos hemos puesto de acuerdo en que la tecnología no se debe introducir en el sistema basándose en una justificación de rapidez, de avance, comodidad, esnobismo o por mera imagen, sino por el cambio de paradigma educativo que ello implica.

Con el uso de las nuevas tecnologías, el profesor ha olvidado provocar el dinamismo comunicativo, necesario en el proceso de enseñanza. Se deben buscar las estrategias educativas dentro del empleo de la tecnología, donde estas son un medio y no un fin. Los docentes tienen que reflexionar, pues en el pizarrón electrónico o en una tablet, se escribe y se lee diferente. La lectura ya no es lineal, es por hipervínculos; si eso no lo formamos en los profesores será otro fracaso de inversión en tecnología que se queda en asuntos superficiales y decorativos del aprendizaje y de la enseñanza.

Muchas instituciones educativas, municipios y el propio ministerio han invertido sumas no menores en equipamiento, ya es hora de invertir en los profesores y alumnos para que los usen.
No olvidemos que independiente de lo que digan los indicadores económicos, un país que no lee y donde no se comprende lo que se lee, es un país pobre; los ciudadanos con bajos niveles de educación tienen menos oportunidades y herramientas para alterar su propio destino.

Por otra parte, no cabe duda que el futuro dependerá de nuestro sistema educativo. No podemos permitirnos el lujo de replantear el modelo de nuestra educación al compás de cada cambio de gobierno. Por lo tanto, se debe buscar el más amplio consenso para abordar los cambios que requiere la situación actual: una tasa de abandono escolar inaceptable, (más del 30%) y resultados muy mediocres en las pruebas nacionales e internacionales de conocimiento.

Asimismo, debemos avanzar en impulsar el bilingüismo en inglés en todo el sistema educativo y la opción de una educación trilingüe en las comunidades nativas indígenas, con lengua cooficial.

En materia de universidades, debemos colocar y apostar por la innovación, la excelencia y la internacionalización del sistema, ya que Chile no cuenta con ninguna de sus universidades entre las mejores del mundo.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.