EL Observador

12:32 hrs. Martes 13 de diciembre de 2011 Rómulo Betta

No basta con jugadores de excelencia

Rómulo Betta / Ex futbolista profesional

No es suficiente tener una gran cantidad de dinero, para armar un buen plantel. No solamente con ?nombres? se ganan los partidos. En el fútbol hay que saber elegir y no importa la cantidad, sino la calidad. Esto pasó con Everton, que es un equipo que se merece estar en Primera División, por su tradición y por la calidad de fútbol que tiene, pero desgraciadamente se quedó en Segunda División.

Este club me trae muy buenos recuerdos, es un equipo en el cual estuve 8 años, llegué en la mejore etapa de mi vida, cuando el fútbol aun no era profesional. Llegué proveniente de San Luis, mi equipo del alma, pero lo que no quita que también tenga cariño y gratitud por los viñamarinos. Everton compró mi pase en el año 1956, luego de una buena campaña y siendo el primer jugador que vendió San Luis en la era profesional.

Desgraciadamente el fútbol no vive de sentimentalismos, sino que de realidades y eso un vez más viene a demostrar que un equipo de fútbol, no es llegar y armarlo, aunque se disponga de gran cantidad de dinero.

Para armar un buen equipo hay que buscar a las personas indicadas y para hacer una buena campaña. Se trabaja con anterioridad para lograr los objetivos y estos tienen que ser claros, formando un equipo cohesionado, en donde todos trabajen con el mismo objetivo, lograr el triunfo.

No me gusta criticar, pero Everton tenía un técnico que a lo mejor actuó con mucha soberbia y creyó que teniendo grandes jugadores podría lograr lo que se esperaba.

Creo Everton por la plaza que representa y su trayectoria, tendría que haber subido, pero como todos sabemos el fútbol es veleidoso y no basta con jugadores de excelencia.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.