EL Observador

8:55 hrs. Martes 10 de enero de 2017 Viviana Orozco Vega

¿En qué fecha sería apropiado reparar las calles y hacer desvíos?

Desde hace muchos años La Calera ha sido llamada la Ciudad del Cemento, esto por haberse formado en torno a la fábrica Cemento Melón, sin embargo, dicha denominación ha sido un conflicto para los caleranos, que reclaman por el mal estado de las calles de la comuna.

Ante esto desde la misma empresa y la municipalidad han manifestado que el ser la ciudad del cemento no implica que la fábrica de cemento, tenga la responsabilidad total de reparar las calles, las que muchas veces están bajo la administración de Serviu.

Sin embargo, en el último tiempo, el municipio ha gestionado algunas reparaciones importantes a las calles caleranas, que eviten los constantes problemas que deben sortear los automovilistas, por los cientos de baches con los que se encuentran en algunos tramos.

Pero aquí surgen los conflictos cuando los caleranos y principalmente los automovilistas, no están de acuerdo con los desvíos y los trabajos de mejoramiento.

Las últimas obras que se están desarrollando en la ciudad, en calle Carrera, son un ejemplo de las inconformidades. Se esperaba que dicha calle fuera cerrada en diciembre y aunque paso poco por allí, tuve la oportunidad de escuchar a varios caleranos, principalmente a bordo de los colectivos, que expresaban su molestia si dicha calle era cerrada en la época de las festividades de fin de año.

Por diferentes motivos administrativos, al iniciar este 2017 la calle fue cerrada para el tránsito vehicular, el cual debe desviarse por varias calles aledañas, pero como es normal la gente continúa reclamando, porque no sería una buena época para el cierre.

Entonces, ¿cuándo sería la fecha más apropiada para cerrar y reparar calles?

Cerrar en marzo es complicado porque se inicia el año, los estudiantes vuelven a clases y el tránsito aumenta; durante el invierno la lluvia complica todo, entonces tampoco sería un momento apropiado para hacer desvíos; luego viene las festividades patrias, otros fines de semana largos, la Navidad, Año Nuevo y así esperamos todo el año que llegue el momento para hacer las reparaciones en las calles.

Mejor dejemos de reclamar por todo, tengamos paciencia y esperemos que finalmente las obras de mejoramiento, las ciclovías y estos nuevos espacios que podría tener la ciudad, sean mejores, la descontaminen y también ofrezcan a cada uno su espacio adecuado.

Definitivamente es complicado dejar a todo el mundo contento.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.