EL Observador

8:24 hrs. Viernes 26 de agosto de 2016 Marisol Valdés Riffo

Señor(a) candidato: ¿para qué usa su Facebook?

Hace algunos días me dio la tincada y me puse a revisar algunos perfiles de Facebook, en particular aquellos de quienes postulan a ser elegidos o reelegidos como concejales en sus comunas.
Siendo honesta, partí bastante esperanzada en encontrar páginas entretenidas y propositivas, pues supuse que la mentada red social sería aprovechada para promocionar ideas, proyectos, trabajos realizados o lo que tuviera que ver con la misión de un concejal.

Debo aclarar que aunque hay algunas excepciones a la regla, mi decepción fue aumentando según más perfiles visitaba.

Le cuento: de los "muros" que pude ver, no todos estaban actualizados. Incluso hay algunos que solo muestran repetidamente algún afiche con el mismo mensaje: "Fulano Concejal de..." o "Zutano: quillotano (o limachino, calerano, quinterano, etc.) de corazón". Nada más.

Otros muestran a los actuales concejales en inauguraciones, beneficios y "salidas a terreno", mientras que los postulantes nuevos aparecen en el ya tradicional "puerta a puerta" o con las infaltables "selfies".

También están quienes difunden frases reflexivas como por ejemplo: "No te preocupes por los que te odian, preocúpate por los que fingen quererte". ¿Será un mensaje para sus adversarios políticos?
Asimismo, abundan los saludos optimistas: "Comenzando la semana llena de energía, que tod@s tengan un buen inicio de semana y una buena semana en general" (sic) o los mensajes subliminales para los rivales, como "Qué fácil es vestirse con ropa ajena...".

Resulta agotadora también la repetición de conceptos como "inclusión", "corrupción", "desarrollo", "progreso", "compromiso", "honestidad", "transparencia", "oportunidades" y "lealtad" o frases como "es tiempo de generar cambios en nuestra comuna".

Es que, aun siendo bastante indulgente, uno esperaría más, mucho más de quienes pretenden tomar decisiones que afectarán a una comuna entera y deberán fiscalizar los millones que mueven las municipalidades.

Ante esta decepcionante realidad y en un arrebato de optimismo, lo único que espero es que, usando un poco de "chispeza", los candidatos aprovechen esta red social para justificarse frente a sus votantes y dar a conocer las razones que les motivan a presentarse al cargo, (además de los 712 mil pesos que podrían llegar a recibir por asistir a unas cuantas reuniones en el mes) y no solo se queden en el diagnóstico de los males que aquejan a sus comunas, sino que también digan cómo se pueden subsanar. O sea, menos "qués" y más "cómos" y "cuándos".

De todas maneras debo reconocer que fue un ejercicio interesante, porque hay candidatos que al menos se esmeran en conquistar a sus electores, como aquel que escribió en su muro: "Tu voto es como una mujer... puedes enamorarla, pero la magia está en mantenerla enamorada...". Para el bronce.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.