EL Observador

10:57 hrs. Viernes 22 de julio de 2016 Marco A. Espíndola Albornoz

Festival de mil colores

Años atrás, durante la dictadura, la única pintura mural que se podía ver en las poblaciones era de la Brigada Ramona Parra (BRP). En aquel entonces iban retratando la historia pasada y presente del pueblo, casi no había textos o consignas, eran personajes, hechos, símbolos y todo ello con la fuerza de los colores primarios ribeteados con una gruesa línea de negro, como una costura que hacía brillar las formas, en una técnica muralista que se repetía a lo largo de todo el país, quizás como única consigna no escrita, era la de apoderarse del muro como "El diario del pueblo".

Con el paso del tiempo, las formas y técnicas cambiaron, la consigna era urgente y en algún punto a fines de la dictadura las palabras vinieron a reemplazar al dibujo, "basta", "justicia", "va a caer" y otras, reemplazaron a los murales.

Nuestro país no cuenta con grandes muralistas, Centroamérica, Brasil, México sí, entonces con la llegada de la democracia y quizás con más tiempo y libertad para la creación, las técnicas de estos pintores de fama mundial y sus obras, comenzaron a repoblar los muros. Para La Calera eran los tiempos de la Agrupación Cultural Lacuen ("La cultura es nuestra"), liderada por Nelson Tapia quien junto a varios artistas y entusiastas, ampliaron la visión desde la de tal o cual muro a la de toda una comuna en color, con la idea de cambiarle la cara gris a la ciudad del cemento. Así nació la primera galería urbana en los muros de la entonces fábrica Cemento Melón. Han pasado los años y la idea permanece, los concursos pictóricos en los muros de la fábrica se suceden cada cierto tiempo y nuevas técnicas aparecen en las poblaciones con maravillosas creaciones, así como bellos murales en renovados estilos.

Nelson Tapia tampoco ha abandonado los sueños de una ciudad de color y prepara un hermoso proyecto junto a decenas de muralistas, para transformar el frontis de la ex estación de trenes La Calera en galería mural, proyecto titulado Festival de Mil Colores.

Sabemos que ya es Patrimonio Nacional y según las normas debe mantener los colores institucionales de ferrocarriles para sus estaciones, y aquí chocamos con la política, pues al parecer los políticos no hacen nada, pero tampoco dejan hacer, pues hasta este minuto no ha llegado un solo peso para las reparaciones del inmueble patrimonial y quizás cuántos años más pasen, mientras tanto, la Ex Estación da tristeza ante la fea imagen que proyecta en sus muros frontales. Por ahora se requiere apoyo económico y político para dar este primer paso. Los artistas están dispuestos e incluso conscientes que además de entregar su trabajo en forma gratuita, también tendrán que poner parte de los materiales (ojalá que no).

Te invitamos a cooperar en esta fiesta de color, para aportar puedes contactarte al correo nelson.tapia.murales@gmail.com, ir a Baquedano Nº 1010 La Calera o visitar el portal Facebook: Nelson Tapia. Te invitamos a ser parte de la historia.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.