EL Observador

13:19 hrs. Sábado 12 de julio de 2014 Paula Aguirre Correa

De cara a las comunidades

Una significativa participación han tenido las comunidades de Limache y Olmué en el proceso de participación ciudadana en el marco del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto "Plan de Expansión Chile LT2 500 KV Cardones-Polpaico", que en definitiva busca interconectar los sistemas de transmisión eléctrica que operan en el país, y cuyo trazado de torres de alta tensión atraviesa ambas comunidades.

La participación de los vecinos de Limache y Olmué ha sido de la mano de sus autoridades locales y también de organizaciones ciudadanas que se han autoconvocado para manifestar su rechazo a este proyecto, y que quedó demostrado en las casi mil observaciones que se lograron presentar antes del término del plazo estipulado.

Hace unos días, el diputado de la provincia Marcelo Schilling advertía que en este proceso de participación no ha existido la voluntad de la empresa a cargo del proyecto de conversar y aclarar las dudas que mantienen los ciudadanos, principalmente de los reales motivos que llevaron a desviar el trazado hacia la costa, y con ello afectando importantes sectores rurales de ambas comunas con su trazado.

Ahora la empresa de capitales internacionales tiene plazo hasta el mes de octubre para responder a los ciudadanos y las autoridades, quienes están dispuestos a llevar a los tribunales de justicia de no ser tomadas en cuenta las cientos de observaciones realizadas al proyecto. Cada una de ellas representa el apego y sentimiento de pertenecía que cada vecino tiene de su comuna.

Si bien el futuro del proyecto, tal como está diseñado, todavía es incierto, lo positivo de este proceso es que demuestra el empoderamiento de los ciudadanos con el devenir de su territorio, que tienen la capacidad de organizarse y gestionar coordinadamente una postura que los unifica frente a una amenaza a su capital más importante, el capital natural de su valle.

Ya lo decía el destacado profesor, filósofo y musicólogo limachino Gastón Soublette, que su comuna Limache conserva algo fundamental, "estar inserta en el orden natural, algo que no ocurre con las grandes ciudades en donde ha sido intervenido. Aquí el orden natural está al alcance de la mano".

Hoy los vecinos de Limache y Olmué se oponen a la alteración de este orden natural, pues se trata del legado más preciado para sus hijos y nietos. Todavía es tiempo de profundizar en estos genuinos planteamientos y en propiciar un diálogo franco sobre un proyecto en el que no está todo dicho y hecho.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.