EL Observador

12:05 hrs. Martes 08 de noviembre de 2011 Alfredo Aravena Guzmán

Iglesias Evangélicas en Chile

Alfredo Aravena Guzmán / Pastor presbítero, Iglesia Metodista Pentecostal de Chile

A propósito de la reciente celebración del Día de las Iglesias Evangélicas, el 31 de octubre, parece oportuno recordar algo de historia.

En 1821, Bernardo O´Higgins invitó a Chile a James Thompson, un connotado pastor protestante, quien impulsó el estudio de la biblia entre sus estudiantes.

Asimismo, en 1871, llegó a Chile Juan Bautista Canut de Bon, un ex jesuita español, quien heredó a los evangélicos el apodo de "canutos", debido a la dificultad de los chilenos para pronunciar su apellido.

Canut de Bon pasó por el prebisterianismo, volvió al catolicismo y finalmente adoptó el metodismo. En 1880 conoció a Williams Taylor, que estaba empezando su labor misionera en Chile y fue nombrado pastor, dedicando los seis años restantes de su vida a la prédica del evangelio en Chile y el establecimiento de nuevas iglesias metodistas.

A comienzos del siglo XX, Chile contaba con diversas iglesias evangélicas, provenientes de las distintas ramas de la reforma desarrollada en Europa durante el siglo XVI y que también pasaron a Estados Unidos, desde donde comienza a ingresar al país y paulatinamente más chilenos se convierten a evangélicos.

A Iquique llega proveniente de los Estados Unidos el médico Willis Hoover, para hacerse cargo de la rectoría del Colegio Inglés, designado por la Iglesia Metodista Episcopal, pues había sentido en su corazón el llamado al ministerio misionero. Luego fue trasladado a Valparaíso, en donde dirige a los pastores y comienza el estudio de la Biblia, destacando los prodigios y señales relatados en el libro de los Hechos de los Apóstoles, en el Nuevo Testamento. Ello congregó a cientos de fieles, que experimentaban la realidad del bautismo del Espíritu Santo.

Es así como con la Ley Nº 20.290 publicada en el Diario Oficial el 11 de octubre de 2008, se establece feriado el 31 de octubre como Día Nacional de la Iglesias Evangélicas y Protestantes. La fecha se escogió porque en 1517 Martín Lutero publicó sus 95 tesis clavando el escrito en las puertas de la Iglesia de Castillo de Wittenberg, hecho que marcó el inicio del proceso de formación de los credos protestantes y evangélicos en todo el mundo.

"Una forma de reconocimiento al aporte que realiza la Iglesia Evangélica al progreso nacional en todos los campos, a su prédica de valores que enriquecen nuestra convivencia y afianza la cultura de la tolerancia y el respeto", fueron las palabras de la entonces Presidenta Bachelet. Como pastor de una de las Iglesias de Quillota, me siento inmensamente honrado de contar con este día y por esto que algunas iglesias en la unión del espíritu y fe salimos a las calles para celebrarlo con canticos y alabanzas a Dios todopoderoso, testificando así que Jesucristo cambia y transforma la vida del hombre.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.