EL Observador

16:51 hrs. Viernes 16 de mayo de 2014 Sandra Rojas Cáceres

Crecimiento integral en la educación superior local

Los espacios educacionales no deben ser sólo recintos donde se transmitan conocimientos entre cuatro paredes, por el contrario, deben ser lugares de análisis, reflexión, crítica y proposiciones para mejorar la sociedad y, sin duda, una puerta abierta a la cultura.

Hace unos días se inauguró el Año Académico 2014 en una institución de educación superior de la zona donde estudiantes de diversas carreras conversaron con el gobernador provincial, César Barra Rozas, analizando las proyecciones de la provincia, la importancia de la educación continua y la necesidad de tener un pueblo más educado y, con ello, más exigente. El objetivo de la actividad era resaltar el concepto de educación superior como instancia donde se combina la excelencia con la diversidad; el saber con el hacer, el debate y la generación de ideas en pos de un crecimiento integral.

En tanto, para la conmemoración del Día del Trabajador, el Centro de Estudiantes de la casa de estudios junto al Colectivo Violeta Parra desarrollaron una jornada de canto popular con jóvenes músicos de la zona. Además, los estudiantes de Psicopedagogía y de Orientación Familiar analizaron problemas de tipo laboral y formas de enfrentar el ajetreado y exigente mercado del trabajo hoy, vinculado al logro de la felicidad, las capacidades diferentes y la inserción laboral. Por su parte, los estudiantes de Prevención de Riesgos se encargaron de la logística y éxito de la jornada, que contó con la presencia del cantautor quillotano Nicolás Sánchez, de Daniel Amigo y el nogalino Eduardo Aguilera, además de los grupos folclóricos Reencuentro Andino de San Pedro y Pacramayen del cerro Mayaca.

Este acercamiento real a la cultura y nuestras raíces, nos hace reflexionar una vez más sobre la urgencia de organizar políticas públicas que permitan superar la actual segregación en la educación terciaria; es frustrante ver cómo las leyes del mercado neoliberal priman en aquellas instituciones donde las plataformas inspiradoras deberían ser el progreso y la movilidad social de los estudiantes meritorios, quienes luchan día a día no sólo con la inquietud de aprender, sino también pagando un arancel mensualmente, y eso quiebra fuertemente a quienes tenemos un gran compromiso social con el desarrollo real de nuestro país.

Por ello aspiremos a que la educación llegue a ser un derecho garantizado por el Estado, una garantía constitucional real; de allí que quienes estamos en la gestión de la educación tenemos la obligación de generar una propuesta política, social y cultural capaz de reflejar las profundas transformaciones científico - tecnológicas y económico - sociales, ofreciendo una real alternativa de progreso frente a las desigualdades e injusticias del capitalismo actual.

"La Educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar al mundo" (Nelson Mandela).



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.