EL Observador

17:35 hrs. Lunes 24 de marzo de 2014 Juvenal Barrera Muñoz

Un nuevo ministro que piensa en la Agricultura desde las regiones

Juvenal Barrera Muñoz / Ingeniero Agrónomo Operador Acreditado Indap-Sag

Ya tenemos algunas expresiones del futuro Ministro de Agricultura, don Carlos Furche, ingeniero agrónomo, especialista en economía y desarrollo agrícola, comercio exterior y asuntos institucionales. Participó en varios Tratados de Libre Comercio de nuestro país, en su calidad de encargado de negocios y participó como consultor de algunos gobiernos de América Latina y organismos como el BID y otros locales. De acuerdo a opinión de varias personalidades del mundo agrícola, se puede concluir que es una persona con una alta calidad profesional, de diálogo, trabajo en equipo y una buena experiencia para coordinar con el sector privado en materias de diversa complejidad.

Hemos podido escuchar sus inquietudes y aspiraciones para su ejercicio en el ministerio, como así también, su estrategia inicial para establecer los lineamientos que conducirán su carta de navegación para los cuatro años de su ejercicio. Es así como establecerá una etapa de diálogo con las organizaciones e instituciones.

Uno de los aspectos interesantes es el deseo de desarrollar agendas de trabajo por cadenas agroalimentarias, lo que podría ser un estímulo potente para la agroindustria conservera de la región, como para la producción frutícola de exportación y, por sobre todo, la producción hortofrutícola destinada al mercado nacional. Esta última, se ha quedado postergada en el tiempo y ha tenido que hacer frente a la modernidad del mercadeo, marginada sin evolucionar en infraestructura, mecanismos de acceso, acopio, transporte, información, etcétera.

Estimo que la comercialización de dichos productos se realiza en los mismos términos que hace 40 años nuestros abuelos o padres en mercados mayoristas de distribución, si no fueron comercializados en el mismo potrero sin formalidad comercial, condiciones de infraestructura y menos de asepsia. Es así como nuestro ministro manifiesta una preocupación por un mercado con mayor transparencia y de acceso con mayor equidad para los diversos estratos de agricultores y rubros, de modo tal que les permita potenciar el desarrollo productivo y de sus negocios.

Otro de los aspectos es el manejo del agua de riego por parte de los usuarios, que debieran acceder a un Plan de Desarrollo de Capacidades para actualizar la gestión de la organización base de los regantes, mejorar la disponibilidad y aplicación de este recurso, sobretodo tener una mejor capacidad de reacción ante períodos de restricción hídrica. Esto debe venir con un apoyo en la inversión para mejorar en la infraestructura de regadío de la zona, en términos de captación, conducción, almacenamiento y aplicación de este recurso. También ha manifestado por actualizar a las realidades de nuestros tiempos y nuevos escenario comerciales a instituciones como el SAG y al INDAP. Es decir, asumir las nuevas realidades de un mundo globalizado en el cual participa en forma activa nuestra agricultura y disponer de las herramientas necesarias para hacer frente las exigencias que nos presente el mercado mundial.

Existiendo otros aspectos de interés, el nuevo ministro hace hincapié en que estos desafíos deberán ser coordinados con otros servicios o ministerios y servicios, como Corfo, Sence, el MOP, entre otros, para desarrollar y fortalecer una agricultura robusta y dinámica que nos conduzca realmente a constituirnos en una potencia agroalimentaria sólida en los mercado de exportación y desarrollar la comercialización interna.

Nos debe llenar de esperanza el enfoque de la nueva autoridad al querer potenciar la agricultura por regiones, ya que nos llega muy de cerca por ser realidades y dificultades que enfrentamos en nuestra región, en nuestra agricultura de especialización e intensidad orientada a mercado de alta exigencia.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.